El premio más antiguo del Club, y el que aún continúa disputándose, es la Copa Ferrocarril Central Argentino, jugada por primera vez el 19 de junio de 1913, para disputarse a 36 hoyos por golpes. En el año 1936 se encara la construcción del actual Club House y sus posteriores modificaciones.
En 1962 fue encarada la renovación total de varios greens, y más tarde, el Master Plan Ronald Fream Design Group Ltd. (California, USA), incluyendo posteriormente el desarrollo de las nuevas lagunas con una marcada tendencia lateral. 
Su cancha ha sido sede del Campeonato Abierto de la República en los años 1941,
1951, 1964 y 1986. Los respectivos ganadores fueron Jimmy Demmaret (279), Roberto de Vicenzo (278), Elcido Nari (283) y Vicente Fernández (278).
Cuando le preguntaron a Jimmy Demmaret sobre la cancha, respondió: ”es la que mejor colocados tiene los árboles para los buenos jugadores”. Aquellos árboles, son sus actuales montes.
 Con respecto al nivel de sus jugadores, debemos destacar que las damas han resultado Campeonas Argentinas de Interclubes en el año 1986, mientras los caballeros lograron el Campeonato Argentino de Interclubes en los años 1976, 1978, 1983, 1985 y 1987. También fue sede del Campeonato Argentino de Aficionados (damas) en 1937/43/55/59/67/77 y 1984. En cuanto a caballeros en los años 1937/47/59/67/77 y 1984.
Actualmente, la cancha cuenta con mil trescientos cincuenta árboles de variadas especies. El ombú del hoyo uno, y la tipa del hoyo 5, son los más antiguos, siendo más que centenarios. 
 Con referencia a los récords de la cancha para aficionados en 18 hoyos, es de 66 golpes impuestos por Juan B. Segura, Joakim Haeggman (Suecia) y Javier Andresen.
Y para los 72 hoyos es de 278 golpes en poder de Joakim Haeggman, durante el Torneo de Las Naciones en el año 1988. En profesionales, para los 18 hoyos son de 63 golpes, y los 72 hoyos, son de 273. Ambos casos pertenecen a Jorge Berendt, durante el Abierto de San Isidro -80’ Aniversario- en el año 1991. Entre sus socios Honorarios figuran Roberto de Vicenzo, Fidel de Luca y Vicente Fernández, en mérito a sus actitudes personales como jugadores profesionales. Finalmente, con el asesoramiento del Grupo Randy Thompson y Kenny Moran (de los Estados Unidos), durante el verano de los años 1997 y 1998, se reconstruyeron los dieciocho greens, conforme a normas U.S.G.A. 
El rediseño de los nuevos greens se ajustó a las características del diseño original, logrando mantener la identidad de la cancha en su conjunto e incorporando las mejoras que generan las modernas técnicas de construcción.